Qué hacer con tus restos de lana: tarjeta y caja navideña bordada


¡Hola knitters! Si quieres decorar tus regalos de una forma distinta y original, aprovechando los restos de algodón WAK, te traemos un par de proyectos que marcarán la diferencia en tu Navidad. Con muy poco puedes hacer una tarjeta o una caja que sorprenderá a quién se la regales, ¿te atreves? Más handmade, imposible.

TARJETA BORDADA

MATERIALES

Para hacer tus propias tarjetas bordadas, necesitarás:

– Cartulina o papel decorado grueso.
– Restos de algodón WAK, aquí hemos usado natural.
– Aguja lanera fina.
– Lápiz y regla.
– Punzón (puedes usar la aguja para hacer los agujeros, pero con el punzón quedan mucho mejor).

PASO A PASO

Empieza cortando la cartulina o papel decorado del tamaño que desees que tenga tu tarjeta. Luego utiliza la regla para marcar líneas y dibujar el motivo que más te guste. Nosotros hemos elegido un par de cenefas decorativas y dos árboles nevados 🙂

Debes hacer un dibujo que se pueda formar después con las puntadas y el algodón, es mejor si escoges líneas simples. Marca puntos en las líneas dibujadas para hacer después los agujeros.

Con mucho cuidado, utiliza el punzón sobe una superficie acolchada para perforar todos los puntos que marcamos en el paso anterior. ¡Por ahí pasará después tu hilo! Ten cuidado de no doblar la tarjeta en este paso.

Corta una hebra no muy larga de algodón, enhebra la aguja lanera y haz un nudo en un extremo. Ahora viene la parte más entretenida: ¡borda tu motivo usando el tipo de puntada que prefieras!

Como puedes ver, hemos usado una puntada que queda en relieve combinada con una simple. Puedes utilizar puntos de bordado sobre el papel: nudo francés, punto de festón…
Continúa bordando todos los motivos perforados (también puedes dibujar las tarjetas, hacer los agujeros y luego dejar que sean los niños de la casa quienes las borden, es súper sencillo).
Cuando termines, haz un nudo por la parte trasera y coloca una gota de pegamento en el nudo del inicio y del final. Esto asegurará el hilo en su sitio. Ya la tienes 😀

Si bordas varias tarjetas iguales o diferentes puedes utilizarlas para felicitar las fiestas en lugar de comprar las típicas tarjetas navideñas.

CAJA DE REGALO

Esta caja bordada es en sí misma un regalo, puedes personalizar colores y motivo, haciendo que sea verdaderamente especial. ¡No es sólo un envoltorio!

MATERIALES

– Caja de regalo de cartón grueso y sin decorar, preferiblemente con tapa.
– Restos de algodón WAK, aquí hemos usado terracota.
– Compás, regla y transportador de ángulos (si quieres hacer el mismo motivo que el de nuestra caja).
– Lápiz.
– Punzón.
– Aguja lanera fina.

PASO A PASO

Para hacer un dibujo similar al de la caja del ejemplo, empieza dibujando unos cuantos círculos con el compás sobre la tapa de la caja. Hazlos en distintos tamaños para que haya contraste al terminar el proyecto.

Marca los ángulos de cada círculo con el transportador de ángulos. No es necesario que marques todos los ángulos, puedes ir variando y dejando más o menos espacio entre ellos en cada círculo. Por ejemplo, en el círculo grande los hemos marcado cada dos cm y en los pequeños cada cm.

Una vez que tengas los ángulos marcados, haz líneas en cada uno con la regla, y después marca cada “rayo” de cm en cm.

Todos los rayos de los círculos deben tener al menos 3 marcas para poder hacer después los puntos de cadeneta bordados. Fíjate en las fotos del post.

Haz un agujero en cada marca, ¡esto te llevará un tiempo! Procura que estén sobre la línea y el punto marcados para que queden bien alineados a la hora de bordar.

Corta una hebra larga de algodón y enhebra la aguja. Haz un nudo en un extremo y empieza a bordar la caja. Trabajaremos con punto de cadeneta bordado, para ello, sigue las instrucciones:

– Empezando por la parte más cercana al círculo, saca la aguja de atrás hacia delante y vuelve a introducirla por el mismo punto dejando un bucle, así:

– Ahora, saca la aguja por el punto siguiente y hazla pasar a través del bucle del punto anterior:

– Vuelve a introducir la aguja por el mismo punto dejando un bucle otra vez.:

– Repite estos pasos para formar todos los puntos que recorren el “rayo”, y cuando llegues al penúltimo, simplemente haz una puntada normal simple. Los rayos deben terminar con un punto recto.

Repite a lo largo de todos los agujeros para bordar la caja al completo, cuando quede poco hilo, simplemente haz un nudo en la parte posterior de la tapa y después remata pasando la hebra por los puntos que encontrarás en la parte de atrás.

¡Verás como se convierte en una caja muy especial conforme vayas bordando los dibujos! Después solo tienes que colocar dentro ese regalo tan importante 😉

Y tú, ¿te atreves a decorar tus regalos de esta manera? ¿Se te ocurren más formas de aprovechar el algodón WAK o los restos de lana para crear proyectos navideños? Pues entonces no olvides enseñárnoslo en redes sociales utilizando la etiqueta #weareknitters, ¡haz que estas fiestas sean diferentes!