Cómo tejer ochos

 

Los ochos (también llamados cables) nos fascinan. Añaden textura y volumen a las prendas y los accesorios donde los tejes, y se pueden modificar de mil maneras según el resultado que busques. Son una técnica básica para  cualquier tejedora, aunque sabemos que dan respeto las primeras veces que los tejemos, ¡parecen muy difíciles!

Pero los ochos no tienen misterio, simplemente es cuestión de aprender la parte más técnica de una vez, y luego salen solos. Verás cómo en cuanto hayas tejido unos cuantos ya no se te resisten. Hoy queremos enseñarte cómo tejer un ocho básico que después podrás cambiar según necesites.

Para tejer ochos necesitarás una aguja auxiliar o un ganchillo algo más pequeño que las agujas con las que estás tejiendo para dejar los puntos en espera. En el ejemplo hemos utilizado lana fina en color aguamarina, ganchillo de madera de haya 5mm y agujas tricot de 8mm.

 

El ocho que hemos tejido en el vídeo es de 4 puntos. Esto quiere decir que el total de puntos que tejemos para construirlo contando los que dejamos en espera y los que tejemos después es de 4 puntos en total (por lo tanto, cruzamos 2 puntos sobre otros 2). Además, lo hemos tejido sobre una base de punto jersey revés, pero tú puedes usar como base el tipo de punto que prefieras.

Vuelta 1: teje del revés hasta llegar al lugar donde quieres hacer el ocho. Teje los 4 puntos siguientes del derecho. Teje del revés el resto de puntos hasta llegar al final de la vuelta.

Vuelta 2: teje del derecho hasta llegar a los 4 puntos donde va el ocho. Teje 4 puntos del revés. Teje del derecho hasta el final de la vuelta.

Vuelta 3: teje del revés hasta llegar a los 4 puntos donde va el ocho. Utilizando el ganchillo o una aguja auxiliar, desliza los 2 puntos siguientes y déjalos en espera por delante de la labor. Teje 2 puntos del derecho. Recupera los 2 puntos que dejaste en espera y téjelos del derecho. Teje del revés el resto de puntos hasta llegar al final de la vuelta.

Vuelta 4: teje del derecho hasta llegar a los 4 puntos donde va el ocho. Teje 4 puntos del revés. Teje del derecho hasta el final de la vuelta.

Repite estas 4 vueltas hasta tener el largo deseado.

Como puedes observar, en este ocho de 4 puntos la inclinación del cable se produce hacia la izquierda. Puedes variar la dirección simplemente dejando en espera los 2 puntos de la aguja auxiliar por detrás de la labor en lugar de por delante. Verás que muchos ochos que aparecen en patrones utilizan una combinación de ambas formas para obtener cables distintos. ¡Solo tienes que probar para ver qué efecto es el que más te gusta!

Y si lo necesitas, puedes consultar nuestros vídeos con técnicas de punto de varios niveles en nuestro blog, y también ver diferentes tipos de punto para tejer en tus proyectos, tenemos todo lo que necesitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *