Cómo cerrar puntos con tres agujas

FOTO Portada

El método para cerrar puntos con 3 agujas se usa para cerrar y rematar dos piezas tejidas que queremos unir.

Es decir, se trata de un tipo de cierre que, a la vez, es una costura.

Las ventajas de usar este tipo de cierre son que, además de ser una costura prácticamente invisible, el cierre con tres agujas aporta cierta solidez a la “costura” y es mucho más difícil que la prenda pueda descoserse o abrirse por esa zona.

FOTO 1
FOTO 2
FOTO 3

Para que la costura quede por el lado del revés de tu labor vamos a enfrentar las dos piezas que queremos unir derecho con derecho, como ves en la foto.

-Los lados derechos quedan por dentro y vas a ver los reveses-.

FOTO 4
FOTO 5

Sujeta las agujas sobre las que tienes las piezas en paralelo e inserta la tercera aguja por el primer punto de cada una de las dos agujas.

Echa hebra como si fueses a tejer un punto del derecho y teje los dos puntos juntos. Saca el punto como si fuese un punto completamente normal.

FOTO  7
FOTO 8
FOTO 9

Repite este paso para obtener dos puntos en tu aguja “auxiliar” o tercera aguja.

Ahora con una de las agujas de la izquierda pasa el primer punto sobre el segundo como cuando vas a cerrar una labor de manera habitual.

Repite estos pasos hasta que no te queden puntos.

FOTO 10
FOTO 11
FOTO 12

Es importante que tengas en cuenta que el número de puntos de cada una de las partes que vas a unir debe ser el mismo para que no te queden arrugas.

Es conveniente además que tu tercera aguja sea un número mayor que las otras dos ya que al trabajar con 3 hebras a la vez puede que de otra manera los puntos queden demasiado apretados.

Como ves, se trata de cerrar los puntos de la misma manera que los cerramos habitualmente pero tejiendo los dos puntos de cada pieza juntos.

¡Muy fácil!

¡Ahora ya conoces otra forma de unir las piezas de próxima prenda!