Cómo tejer el punto serpentina


Imagen: foto-1


Los puntos sencillos no tienen porqué ser aburridos y hoy te traemos la demostración. Con una base previa tejida con punto elástico, una aguja lanera y un trocito de la misma lana puedes hacer estas serpentinas tan divertidas que pueden adornar tus prendas primaverales. ¿Te imaginas cómo pueden quedar en un cardigan? 🙂

Imagen: foto-2


Para este tutorial hemos utilizado tres de nuestras agujas de madera de 8 mm  y uno de nuestros ovillos de lana fina The Petite Wool.

Imagen: foto-3


También necesitarás una aguja lanera para dar el toque divertido a este punto.

Antes de empezar te dejamos una lista de los puntos que, de antemano, debes conocer:

Imagen: foto-4


Empezaremos tejiendo la base del punto. Debes montar un número de puntos múltiplo de 6 + 2  y tejer las dos vueltas que te indicamos a continuación:

Vuelta 1 (derecho del tejido):  * teje 2 puntos del revés y a continuación 4 puntos del derecho *. Repite de * a  * hasta que únicamente te queden 2 puntos en tu aguja y  téjelos del revés.

Vuelta 2 (revés del tejido): * teje 2 puntos del derecho y a continuación 4 puntos del revés *. Repite de * a * hasta que únicamente te queden 2 puntos en tu aguja y téjelos del derecho.

Repite estas dos vueltas hasta que tu base tenga la longitud deseada. En la siguiente vuelta del derecho: cierra los puntos tejiéndolos como en la vuelta 1.

Imagen: foto-5


Ahora vamos a comenzar a hacer las serpentinas. En la imagen superior, a la derecha, estás viendo como queda una vez terminada, y en la parte de la izquierda cómo debe quedar la base.

Imagen: foto-6


Lo primero que debes hacer es enhebrar la aguja lanera con la misma lana que has tejido la base.

Imagen: foto-7


Por el revés del tejido, haz un pequeño remate para que la hebra quede fija, no se desprenda al tirar y nos permita hacer con comodidad la serpentina.

Imagen: foto-8


Pasa la hebra del revés de la labor al derecho, de forma que te quede en uno de los laterales del grupo de 4 puntos del derecho que tienes.

Imagen: foto-9


Establece la distancia entre un giro y otro de la serpentina: en nuestro caso vamos a dejar 6 vueltas. Esta distancia siempre debe ser igual.

Imagen: foto-10


Ahora inserta la punta de la aguja por la parte derecha del grupo de puntos y sácala en línea recta por el otro extremo.

Imagen: foto-11


Así es como debe quedarte el giro una vez que hemos finalizado el paso anterior.

Imagen: foto-12


Repite los tres últimos pasos tantas veces como sea necesario para llegar a la parte inferior de tu base.

Imagen: foto-13


Ahora tira suavemente de la hebra para que se frunza la serpentina. Ten cuidado de no tirar demasiado para que todas te queden igyaladas.

Imagen: foto-14


Remata por el revés del tejido para que no se deshaga. Fácil ¿verdad?

Ya has visto que con un punto tan sencillo como el elástico puedes hacer auténticas maravillas si lo combinas con una aguja lanera. Estamos deseando ver en qué prendas aplicas este paso a paso tan divertido y que, como siempre, nos las compartas en redes sociales con el hasthtag #weareknitters