Qué hacer con restos de algodón: perchas

perchas

¿No sabes qué hacer con lo que te sobra de algodón de tus kits WAK? Pues te damos una solución muy original: forrar perchas de madera en distintos colores. Esta manualidad es súper fácil y te servirá para aprovechar todos esos restos de algodón que vamos acumulando.

Tan sólo necesitas tres cosas: perchas de madera, cola o pistola de pegamento (nosotros hemos usado cola blanca que al secarse queda transparente) y por supuesto, lo más importante, restos de algodón WAK en diferentes colores. ¡Los mejores resultados se obtienen mezclando colores y combinando! Empezamos 🙂

perchas2

Realmente, este DIY no tiene mucho misterio, es cuestión de tener paciencia e ir despacito, asegurándote de que el resultado queda bien. Vamos a ir enrollando la hebra de algodón alrededor de toda la percha, puedes empezar por un extremo o trabajar desde el centro, que es la parte más difícil, hacia los lados.

Corta varias hebras de algodón en diferentes colores y largos, e intenta no utilizar hebras muy largas. De unos 30-50 cm está bien. Combina largos distintos para darle a la percha un toque más desenfadado.

perchas3

El primer paso, una vez que tengas las hebras preparadas, es aplicar la cola sobre la percha. Aplica una pequeña cantidad cada vez. No es necesario que pongas pegamento en toda la percha, basta con que lo hagas en algunas secciones, el algodón se mantendrá sujeto en las partes donde no haya pegamento. Si puedes, limítate a poner pegamento únicamente por uno de los lados de la percha.

perchas4

¡Ahora empieza lo divertido! Comienza a enrollar la hebra de algodón alrededor de la percha, haciendo que quede bien tirante y que con cada vuelta las hebras queden bien pegadas entre sí para que no se vea la madera.

Para asegurar el principio de la hebra, sujétala con una mano y cubre unos centímetros el principio de la hebra con la parte que estás enrollando en la percha.

Continúa con el mismo color hasta que te queden cinco o seis vueltas por dar.

perchas5
Para cambiar de color, sujeta el nuevo color de algodón justo al lado del color con el que estás trabajando y haz unas cuantas vueltas sobre él con el color viejo. Quedará bien sujeto bajo el hilo.

Para hacer el cambio de color, haz este mismo proceso con el color viejo, esto es, deja el final de la hebra por debajo del color nuevo, así se quedará oculta y fija en la percha.

perchas6

Repite estos pasos con diferentes colores y añadiendo pegamento de vez en cuando, hasta que hayas cubierto toda la parte superior de la percha de madera, llegando al extremo. Una vez en este punto, tienes dos opciones: ocultar el final de la hebra de algodón entre la esquina que forma la parte de arriba de la percha con la barra horizontal (como en la foto) o utilizar una agujita lanera para esconder el extremo entre las vueltas previas.

 

perchas7

Si estás renovando tu armario, te vendrá genial poner en práctica esta manualidad para darle un aire distinto, y además, conseguirás que esas camisas y prendas que se suelen resbalar de la percha queden en su sitio. Combina diferentes colores y haz que peguen con tu ropa o con la decoración de tu habitación, no hay límite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *