Qué hacer con tus restos de lana: bufanda trenzada


Imagen: foto-1


Entre el montón de lanas de todo knitter que se precie siempre está la sección de los ovillos desparejados y los sobrantes. Ese ovillo que te sobró de un jersey, ese trocito de lana de los flecos de una bufanda y ese ovillo precioso que compraste irremediablemente por impulso de lo bonito que era. A la hora de la verdad ninguno de estos ovillos sale de su escondite en la caja de las lanas, porque nunca encontramos el proyecto en el que integrarlos. Hoy te damos una idea muy chula y calentita para los días de invierno: vamos a hacer una bufanda trenzada con los restos de lana.

Imagen: foto-2


Saca todos tus ovillos, combina colores que sean de la misma gama y mete algún toque de color. Se aceptan todo tipo de grosores y texturas.

Imagen: foto-3


También necesitarás unas tijeras y una cinta métrica.

Imagen: foto-4


Comienza midiendo y cortando los trozos de lana para formar, más adelante, los cabos de la trenza. ¿Cómo de larga debes cortar la hebra? Mide el largo que te gustaría que tuviera tu bufanda y multiplica esta medida por 1,75. El total que te dé serán los centímetros de largo que debe tener cada hebra.

Imagen: foto-5


Ve haciendo los grupos de hebras con cuidado de que no se mezclen unas con otras y teniendo en cuenta que deben estar formados por la misma cantidad de hebras, para que no sea un cabo de la trenza más grueso que otro. En total debes formar 3 grupos.

Imagen: foto-6


Extiende y separa los grupos de hebras que has formado.

Imagen: foto-7

Para hacer el comienzo de la trenza haremos un nudito uniendo los 3 cabos de la trenza. Deja un poco de lana al comienzo de la bufanda para que queden flecos.

Imagen: foto-8

X

Comienza a trenzar con cuidado de que las hebras no se enrollen unas con otras. Puedes pedir a alguien que te sujete el extremo de la trenza o poner encima de ésta un objeto que pese para que te sea más fácil ir trenzando y que quede igualado.

Imagen: foto-9


Cuando te quede poca lana ya por trenzar, vuelve a hacer un nudito en el extremo y ¡listo!

Ya tienes tu bufanda trenzada, una accesorio calentito y rápido de hacer. ¡Nosotros ya tenemos la nuestra! Esperamos que compartas la tuya en las redes sociales con el hashtag #weareknitters. ¡Hasta la próxima!

META DESCRIPCIÓN: En este paso a paso te vamos a enseñar una forma fácil y rápida de hacer una bufanda trenzada con los restos de lana que tienes por ahí aparcados y que no logras integrar en ningún proyecto. Todos los grosores de lana y colores están permitidos.