Patrón gratuito: mitones de ganchillo

Para mantener tus manos calentitas en invierno, ¡nada mejor que unos mitones tejidos por ti misma! Es muy fácil encontrar patrones de mitones tejidos con dos agujas, pero no tan sencillo encontrarlos si lo que queremos es tejerlos a crochet. Con este patrón gratuito vamos a enseñarte a hacer tus propios mitones utilizando nuestra lana más suave y calentita, además, los tendrás listos en una tarde, así que son perfectos si esa ola de frío ha llegado inesperadamente…

MATERIALES

Para hacer estos mitones de ganchillo, necesitarás:

– 2 ovillos de Baby Alpaca (nosotros hemos utilizado el color azul jaspeado, pero puedes usar el color que más te guste).
Crochet de madera de haya 5 mm.

– Agujita lanera.

– Tijeras

Además, necesitarás saber las siguientes técnicas de crochet (pero tenemos vídeos para que las puedas repasar): hacer cadenetas y saber tejer punto raso y punto bajo, ¡nada más!

Haz 13 cadenetas en tu ganchillo.

Vuelta 1: empezando en la segunda cadeneta desde el ganchillo, teje 12 puntos bajos. Haz 1 cadeneta al aire y gira la labor. Al final de la vuelta tendrás un total de 12 puntos.

Vuelta 2: teje 12 puntos bajos, trabajando solo en la hebra trasera de cada punto. Haz 1 cadeneta al aire y gira la labor .

Vuelta 3 a 25: igual que la vuelta 2.

Cuando hayas trabajado todas las vueltas, tendrás algo parecido a lo que ves en la imagen superior. Ahora vamos a unir la pieza para formar el puño del mitón.

 

Vuelta 26: dobla la pieza tejida de manera que la vuelta 1 quede detrás de la vuelta 25, une ambos lados utilizando punto raso, es decir, haz 1 punto raso en cada punto para unir la pieza y formar un tubo.

La parte del puño habrá quedado cerrada, vuelve del revés la pieza y sitúa la costura a la derecha. Estarás en la posición que ves en la foto. Ahora vamos a trabajar alrededor de todo el borde del puño para empezar a formar la parte de la mano.

Vuelta 27: haz 1 cadeneta al aire y un punto bajo en el mismo punto donde hiciste la cadeneta al aire. teje 25 puntos bajos alrededor del puño, en el borde de la pieza que tejimos primero. Une la vuelta con 1 punto raso, haz 1 cadeneta al aire y gira la labor. Tendrás un total de 26 puntos.

A partir de ahora cada vuelta se trabaja girando la labor, es decir, trabajaremos en redondo pero SIN unir las vueltas, no en espiral. Al final de cada vuelta, une las vueltas con 1 punto raso, haz 1 cadeneta y gira la labor, y continúa con la siguiente vuelta que indique saltándote el punto raso que has hecho. Ahora trabajaremos los aumentos para la zona del pulgar

Vuelta 28: teje todos los  puntos a punto bajo. Une la vuelta con 1 punto raso, haz 1 cadeneta al aire y gira la labor.

Vuelta 29: teje 12 puntos bajos, haz  1 aumento y teje 12 puntos bajos. Une la vuelta con 1 punto raso, haz 1 cadeneta al aire y gira la labor. Al final de la vuelta tendrás un total de 28 puntos.

Vuelta 30: teje 12 puntos bajos, haz 1 aumento 2 veces y  teje 12 puntos bajos. Une la vuelta con 1 punto raso, haz 1 cadeneta al aire y gira la labor. Al final de la vuelta tendrás un total de 30 puntos.

Vuelta 31: teje 12 puntos bajos, haz 1 aumento, teje 2 puntos bajos, haz 1 aumento y teje 12 puntos bajos. Une la vuelta con 1 punto raso, haz 1 cadeneta al aire y gira la labor. Al final de la vuelta tendrás un total de 32 puntos.

Vuelta 32: teje 12 puntos bajos, haz 1 aumento, teje 4 puntos bajos, haz 1 aumento y teje 12 puntos bajos. Une la vuelta con 1 punto raso, haz 1 cadeneta al aire y gira la labor. Al final de la vuelta tendrás un total de 34 puntos.

Vuelta 33: teje 12 puntos bajos, haz 1 aumento, teje 6 puntos bajos, haz 1 aumento y teje 12 puntos bajos. Une la vuelta con 1 punto raso, haz 1 cadeneta al aire y gira la labor. Al final de la vuelta tendrás un total de 36 puntos.

Vuelta 34: teje 12 puntos bajos, haz 1 aumento, teje 8 puntos bajos, haz 1 aumento y teje 12 puntos bajos. Une la vuelta con 1 punto raso, haz 1 cadeneta al aire y gira la labor. Al final de la vuelta tendrás un total de 38 puntos.

Ya tenemos los aumentos necesarios para formar el pulgar. Ahora lo separaremos del resto de la manopla y lo tejeremos.

Vuelta 35: teje 25 puntos bajos. Cuenta desde el último punto bajo que acabas de hacer hacia atrás, 12 puntos bajos. Es decir, cuenta como si quisieras volver sobre los puntos que acabas de hacer.

Una vez que hayas localizado ese punto bajo 12 puntos atrás, únelo al sitio por el que vas haciendo 1 punto raso. Eso separa el pulgar del resto del mitón. Haz 1 cadeneta al aire y gira la labor.

Ahora tejeremos el pulgar, para ello, vamos a trabajar solo sobre los puntos que hemos separado al hacer el punto raso.

Vuelta 36: teje 12 puntos bajos. Une la vuelta con 1 punto raso, haz 1 cadeneta al aire y gira la labor. Al final de la vuelta tendrás un total de 12 puntos.

Vuelta 37 a 42: igual que la vuelta 36.

Ya tendremos formado el pulgar:

Menguaremos en todos los puntos para cerrarlo.

Vuelta 43: haz 6 disminuciones. Une la vuelta con 1 punto raso, haz 1 cadeneta al aire y gira la labor. Al final de la vuelta tendrás un total de 6 puntos.

Corta la hebra dejando un largo suficiente, enhebra con ella tu agujita lanera y pásala por los 6 puntos que dejamos en la última vuelta. Tira fuerte para cerrar el agujero y luego remata por el interior del pulgar.

¡Ya hemos hecho lo más difícil! Solo nos falta trabajar en la parte de la palma de la mano y de los dedos para terminar nuestro mitón 😀

Con el pulgar mirando hacia el lado derecho, vuelve a unir la lana al guante. Busca el primer punto bajo de la base del pulgar (fíjate en la foto superior), haz pasar la hebra y luego haz 1 cadeneta al aire y 1 punto bajo en el mismo punto.

Ahora haz 12 puntos bajos, habrás llegado a la “costura” que hemos estado haciendo en el lateral de la manopla. Une la vuelta con 1 punto raso, haz 1 cadeneta al aire y gira la labor.

Vuelta 44: teje 13 puntos bajos, recoge 2 puntos de la base del pulgar tejiendo 1 punto bajo en cada uno de ellos y teje 13 puntos bajos. Une la vuelta con 1 punto raso, haz 1 cadeneta al aire y gira la labor. Al final de la vuelta tendrás un total de 28 puntos.

Vuelta 45: teje 12 puntos bajos, haz 2 disminuciones y teje 12 puntos bajos. Une la vuelta con 1 punto raso, haz 1 cadeneta al aire y gira la labor. Al final de la vuelta tendrás un total de 26 puntos.

Vuelta 46: teje 26 puntos bajos. Une la vuelta con 1 punto raso, haz 1 cadeneta al aire y gira la labor. Al final de la vuelta tendrás un total de 26 puntos.

Vuelta 47 a 52: igual que la vuelta 46.

Llegados a este punto, hemos trabajado toda la parte que cubre la mano y los dedos de nuestro mitón. Ahora empezaremos a cerrar puntos para cerrar la parte de la punta de los dedos.

Vuelta 53: haz 1 disminución, teje 11 puntos bajos, haz 1 disminución y teje 11 puntos bajos. Une la vuelta con 1 punto raso, haz 1 cadeneta al aire y gira la labor. Al final de la vuelta tendrás un total de 24 puntos.

Vuelta 54: teje 24 puntos bajos. Une la vuelta con 1 punto raso, haz 1 cadeneta al aire y gira la labor.

Vuelta 55: haz 1 disminución, teje 10 puntos bajos, haz 1 disminución y teje 11 puntos bajos. Une la vuelta con 1 punto raso, haz 1 cadeneta al aire y gira la labor. Al final de la vuelta tendrás un total de 22 puntos.

Vuelta 56: haz 1 disminución, teje 9 puntos bajos, haz 1 disminución y  teje 9 puntos bajos. Une la vuelta con 1 punto raso, haz 1 cadeneta al aire y gira la labor. Al final de la vuelta tendrás un total de 20 puntos.

Vuelta 57: haz 10 disminuciones. Une la vuelta con 1 punto raso, haz 1 cadeneta al aire y gira la labor. Al final de la vuelta tendrás un total de 10 puntos.

Vuelta 58: haz 5  disminuciones. Une la vuelta con 1 punto raso, haz 1 cadeneta al aire y gira la labor. Al final de la vuelta tendrás un total de 5 puntos.

Ahora ya hemos cerrado los puntos suficientes como para terminar nuestra manopla, así que corta la hebra dejando un largo suficiente y prepara tu aguja lanera.

Pasa la aguja a través de los 5 puntos restantes y tira fuerte para cerrar el agujero. Remata por el interior de la manopla.

Repite las mismas instrucciones para hacer la segunda manopla.

¡Ya tienes terminados tus mitones! Y son súper calentitos 🙂

Estos mitones corresponden a una talla S de mano, pero los puedes adaptar fácilmente a otras tallas añadiendo más vueltas a punto bajo en las partes donde no se aumenta ni se mengua ningún punto.

No olvides tejer un par para cada uno de tus amigos y familiares. Y comparte el resultado utilizando la etiqueta #weareknitters en redes sociales.