Qué hacer con tus restos de lana: tapiz con marco de fotos

 

Crear este tapiz utilizando un marco de fotos que ya no uses es una manualidad rápida y sencilla para aprovechar tus restos de lana. Además, no necesitas tener un telar para poder hacerlo, ya que el mismo marco sirve como soporte final. Tiene todo para ser un proyecto perfecto: rápido, fácil, con materiales reutilizables y con un resultado final espectacular, ¿a qué esperas?

 

MATERIALES

– Restos de lana fina y unos metros de algodón Pima que te hayan sobrado de proyectos anteriores. ¡Usa tus colores favoritos!

– Marco de fotos rectangular al que retiraremos el cristal y la parte trasera.

Empieza creando la base del tapiz, con el hilo de algodón. Anuda un extremo en el borde inferior del marco de fotos y luego ve rodeando el marco con el algodón. Nosotros hemos creado la base en diagonal, para que tuviera un efecto más moderno, pero puedes hacerlo también en recto.

Escoge también el número de hebras que conformarán el ancho del tapiz. En este caso, creemos que menos es más, para que así el marco no quede completamente cubierto por el tapiz.

 

 

Cuando llegues al extremo contrario del marco de fotos, anuda de nuevo el hilo de algodón para que quede bien fijo.

 

 

Corta una hebra de lana fina y empieza a tejer formas en el telar. Empieza de izquierda a derecha por la parte inferior. Pasa la hebra de lana alternando por encima y por debajo de las hebras que conforman la base del tapiz.

 

 

Es importante que al terminar cada vuelta tejida la aprietes bien deslizándola hacia abajo sobre la vuelta anterior, así el tapiz queda bien tupido y los puntos apretados y en el lugar correcto.

 

 

Ve trabajando la forma deseada en cada vuelta, hasta que quede como tienes en mente. Puedes hacer círculos, triángulos, rectángulos… ¡o formas abstractas! El límite es tu imaginación.

 

 

Cuando termines la primera forma, pasa a la siguiente. Para seguir añadiendo personalidad al tapiz, esta vez tejeremos la forma en las hebras traseras del tapiz. De esta forma se verá a través de los hilos de manera sutil, pero llamará nuestra atención al mirarlo 😉

Nosotros hemos hecho un círculo que contrasta con el resto de formas.

 

 

Para terminar, haremos una tercera forma geométrica en la zona superior del tapiz.

 

 

Este modelo no requiere de muchos toques finales, simplemente dale la vuelta al marco de fotos y remata las hebras sueltas de cada forma geométrica. ¡Luego solo has de dejarlo sobre una estantería o colgarlo de la pared! Es un tapiz minimalista muy diferente a lo que se suele ver 😀

Y tú, ¿cómo lo harías? No olvides enseñarnos el resultado final de tu proyecto utilizando la etiqueta #weareknitters en redes sociales. Además, tenemos muchos más  proyectos para que aproveches tus restos de lana.