Cómo realizar unos flecos con macramé.

 

Podemos decorar nuestros fulares, chales o mantas finalizando la labor con unos bonitos flecos de macramé, que darán textura a los trabajos más sencillos.

 

Estas flores se crean con los dos nudos de macramé más básicos. Verás que es más sencillo de lo que parece.

 

Antes de empezar, asegúrate de que tu labor termina con un número par de puntos. Para nuestra muestra hemos tejido a crochet unas cuantas líneas de 10 puntos bajos cada una.

 

Corta unas tiras de hilo de unos 60 cm cada uno; tantos como puntos tengas (en este caso, 10 hilos).

 

Uno a uno, dobla los hilos por la mitad y con ayuda de un ganchillo, ve introduciéndolos en los puntos, como indica la fotografía.

 

Para fijarlos, introduce las puntas de los hilos por la anilla y tira para ajustar el nudo.

 

Realiza estos pasos en cada punto de tu labor para preparar los hilos con los que haremos el macramé.

 

Fija la labor con chinchetas en una superficie de cartón, para que te sea más fácil trabajar.

Separa los cuatro primero hilos. Trabajaremos siempre en grupos de cuatro hilos.

 

Vuelta 1: Para realizar el primer nudo hacia la derecha, toma el primer hilo y forma un 4 colocando el hilo por encima de los demás. Después toma el cuarto hilo y pásalo por encima del primero, como indica la fotografía.

 

Pasa el cuarto hilo por debajo de los dos hilos que quedan en el centro.

 

Después, pasa el cuarto hilo por el hueco del 4.

 

Finalmente, tira con precaución para formar el nudo.

 

 

Ajústalo.

 

Para realizar el segundo nudo, haremos lo mismo pero hacia la izquierda.

Toma el cuarto hilo y forma una D, colocando el hilo por encima de los demás. Después, toma el primer hilo y pásalo por encima del cuarto. Pasa el primer hilo por debajo de los dos hilos que quedan en el centro.

 

Después, pasa el primer hilo por el hueco de la D.

 

Finalmente, tira con precaución para formar el nudo y ajústalo.

 

 

Para terminar con el primer grupo de 4 hilos, vuelve a hacer el primer nudo hacia la derecha.

 

De este modo, iremos formando toda la línea. Trabajando en grupos de 4 hilos, realizando tres nudos cada vez, hacia la derecha, hacia la  izquierda y otra vez hacia la derecha.

 

 

Vuelta 2: Para hacer la segunda línea, descarta los dos primeros hilos y trabaja con los cuatro siguientes.

Al realizar el primer nudo, deja un espacio de un centímetro respecto a la primera línea de nudos. Así, formamos los pétalos superiores de nuestras flores.

 

Haz después el nudo hacia la izquierda y una vez más hacia la derecha. Trabaja toda la línea de la misma forma, en grupos de cuatro hilos. Descarta los dos últimos.

 

Vuelta 3: En la tercera línea formamos los pétalos inferiores de la flor. Vuelve a trabajar con los cuatro primero hilos. Haz el primer nudo hacia la derecha, dejando un espacio de un centímetro respecto a la segunda línea de nudos.

 

Trabaja como en el resto de líneas, haz tres nudos cada vez, hacia la derecha, hacia la  izquierda y de nuevo hacia la derecha.

 

Puedes crear tantas líneas de flores como desees.

 

Vuelta final: Cuando tengas el número de flores deseado, realiza varios nudos alternados (derecha, izquierda, derecha, izquierda, derecha, izquierda) para hacer el acabado de los flecos.

 

Finalmente, deja unos 7 u 8 cm de hilo y corta los sobrantes.

Para esta labor hemos usado el Algodón Pima 100%. También te recomendamos que pruebes a realizar macramé con nuestra The Tape, pues los resultados con materiales gruesos son muy espectaculares.

 

Como siempre, te animamos a compartir con nosotros tus creaciones en Instagram, usando la etiqueta #weareknitters. Nos encantará ver todo lo que se te ocurre hacer con esta técnica básica de macramé.