Cómo bloquear tus prendas

Hoy queremos enseñarte a bloquear tus prendas, es un proceso muy sencillo que le dará a tus prendas un acabo perfecto.

Bloquear una prenda tejida significa estirar la prenda con la finalidad de que adquiera la forma perfecta y se iguale la tensión en todos los puntos y vueltas, de manera que la prenda quede homogénea.

También para evitamos que se retuerzan los bordes y los dibujos queden más vistosos.

Es un proceso un poco largo y a veces complicado, pero merece la pena… 🙂

El bloqueo se puede hacer antes o después de unir las piezas: hacerlo antes te puede ayudar en la unión de las piezas, ya que las costuras estarán planas y te permitirá hacerte una idea del tamaño final de la prenda.

 

Lana gorda natural bloqueada en un corcho

 

Antes de comenzar prepara todo lo necesario. Necesitarás:

  • una cinta métrica
  • alfileres
  • recipiente acorde al tamaño de tu prenda
  • toallas
  • superficie almohadillada donde clavar tu prenda.

 

Hay varias técnicas de bloqueo. Recomendamos que mires previamente las indicaciones de lavado de tu ovillo, cada fibra necesita unos cuidados, aunque con la práctica irás descubriendo que técnica es la más adecuada.

Elige el color de tu ovillo preferido,  and let’s knit!

 

Cómo bloquear tus prendas en mojado

 

  1. Llena un recipiente de agua tibia, la suficiente para sumergir la prenda durante unos 15 minutos (añádele una pequeña dosis de suavizante si quieres).
  2. Aclara la prenda en agua fría.
  3. Utiliza varias toallas para secarla.
  4. Estira la prenda sobre una superficie almohadillada hasta conseguir las medidas de tu patrón con ayuda de los alfileres y la cinta métrica.
  5. Déjala secar.

El bloqueo en mojado es idóneo para fibras sintéticas y algunas otras naturales, pero la lana puede tender a fieltrarse. Está técnica es recomendada para bloquear prendas acabadas.

 

Bloqueo de prendas en mojado

 

Cómo bloquear tus prendas con vapor

 

  1. Humedece la prenda un poquito, con un flus-flus. No la sumerjas en agua.
  2. Estira la prenda en una superficie almohadillada y clávala con alfileres según el patrón.
  3. Tápala con una toalla un poquito húmeda también.
  4. Acerca la plancha a unos 3cm de la prenda y activa el chorro de vapor: no hay que planchar la prenda, sino exponerla al chorro de vapor. ¡Ten cuidado con las manos, el vapor quema!

Las fibras reaccionan relajándose ante el calor, por eso es que adquiere la forma deseada homogéneamente.

El bloqueo con vapor es idóneo para fibras como el algodón, que se deforma con facilidad con el agua. También es recomendado para bloquear las piezas antes de su unión ya que los bordes quedarán lisos, y nos facilitará la unión.

 

Bloqueo de prendas con vapor

 

Bloqueo con vapor segundo paso

 

Cómo bloquear tus prendas con spray

 

  1. Utilizando un flus-flus con agua tibia
  2. Estira la prenda a la vez que la vas humedeciendo con el flus-flus
  3. Clávala con ayuda de los alfileres para que mantenga la forma.
  4. Déjala secar.

El bloqueo con spray se recomienda para prendas finas, de poco peso que no absorben mucha agua.

 

Bloqueo de prendas con spray

 

Bloqueo de prendas con spray segundo paso

 

Te recomendamos practicar un par de veces, con alguna muestra antes de ponerte con la prenda definitiva.

Hazle fotos al proceso de bloqueo y a tus trucos personales y compártelos con todos los knitters en Instagram, utilizando el hashtag #weareknitters 🙂