CÓMO CONTAR LAS VUELTAS DE TU PROYECTO

(foto1)

Cuando estás empezando en este mundo, además de aprender a descifrar patrones, los diferentes puntos, las técnicas, etc, una de las primeras cosas que deberías saber es cómo contar las vueltas de tu proyecto si no quieres volverte loc@. De hecho, aún teniendo un buen nivel, siempre puedes despistarte y perderte. Pensando en ésto, hemos decidido ayudarte y darte unas pautas para que vayas cogiendo práctica al tejer.

A continuación, en las fotos, vas a ver unas muestras hechas en:

  • Punto jersey
  • Punto jersey revés
  • Punto arroz
  • Punto trigo
  • Punto bobo

En ellas hemos marcado las vueltas con una pequeña explicación para que te hagas una idea de cómo hacerlo. También verás marcada la línea de montaje para que puedas orientarte.

(foto 2)

En esta foto puedes ver una muestra de punto jersey

Cada vuelta está señalada con una V en color verde, ya que los puntos tejidos en punto jersey se ven con esta forma. Al lado, puedes ver el número de vuelta que le corresponde.

(foto 3)

Aquí tienes una muestra en punto jersey revés.

En este caso hemos utilizado dos colores para que lo veas más claro, señalando en color rosa un arco arriba y dos abajo que forman una vuelta, y en color verde la vuelta siguiente.

(foto 4)

En este caso, la muestra es en punto arroz.

En esta foto puedes ver que hemos señalado en rojo una vuelta y en azul la siguiente.

La señalada en rojo es el punto que sobresale (punto del revés) y la azul, que hace como una V, es la que se queda detrás (punto del derecho), un poco más difícil de ver en la labor.

(foto5)

La siguiente muestra es en punto trigo.

Verás que la V azul es una vuelta y la V verde es la siguiente. A continuación, señalamos las dos siguientes vueltas con una raya, de este modo puedes distinguir cuáles son las vueltas del derecho y las que has hecho del revés.

(foto6)

Por último, tenemos la muestra en punto bobo. En este ejemplo te señalamos una vuelta en rojo (la que más sobresale) y otra en azul (la que queda detrás y se ve menos).

Como puedes ver es más fácil de lo que creías. Es cierto que, cuanto más sencillo es el dibujo que estás tejiendo, más fácil es verlo. Pero no te preocupes, irás cogiendo práctica y, como todo lo demás, acabarás dominándolo. Desde aquí, y como siempre, sabes que te seguimos animando a que practiques y compartas tus proyectos con nosotros en #WeAreKnitters.