Cómo dar un toque personal a tus prendas bordando


Imagen: foto-1.jpg


Que levante la mano quien no haya terminado de tejer una prenda y en algún momento pensara: “me ha quedado un poco sosa”. Hay veces que nos enamoramos de prendas básicas que, al terminar, no son todo lo chulas que esperábamos. Hoy te traemos un paso a paso para dar el toque final a esos proyectos que se convertirán en uno de los básicos de tu armario. ¿Cómo lo haremos? Bordando sobre el tejido.

Imagen: foto-2.jpg


Para este tutorial hemos utilizado nuestros ovillos de lana fina, agujas de madera de 8 mm y aguja lanera para poder bordar. Si te animas a bordar alguna de tus prendas recuerda buscar en tu bolsa de lanas sobrantes, seguro que encuentras auténticos tesoros que podrás utilizar, ya que para esto no necesitarás grandes cantidades de material.

Punto 1: puntadas cruzadas

Para hacer este punto necesitarás lana de dos colores diferentes. El sentido de éste será vertical, te irá genial para bordes de chaquetas o delanteros de jerseys a los que quieras dar un toque especial.

En la muestra que te vamos a enseñar hemos tomado como ancho 3 puntos, pero si lo quieres un poco más ancho puedes aumentar esta distancia.

Imagen: foto-3.jpg


Empezaremos introduciendo la aguja por el revés del tejido y sacándola por el derecho, lo más pegada posible al borde inferior derecho de nuestro bordado. Asegúrate de que te quede suficiente hebra en la parte del revés del tejido para, después, poder hacer el remate y asegurarte de que no se deshace. También puedes dar unas puntaditas pequeñas en el revés del tejido antes de pasar la aguja hacia la parte del derecho.

Imagen: foto-4.jpg


Tomando como ancho los 3 puntos que te hemos indicado antes, cuenta 6 vueltas hacia arriba, pincha la aguja en la parte de la derecha y sácala 2  vueltas más abajo.

Imagen: foto-5.jpg


Tomando como referencia el punto por donde sacaste la aguja, cuenta otras 6 vueltas hacia arriba, pincha la aguja en la parte derecha (siempre teniendo en cuenta que la distancia horizontal deben ser 3 puntos), y vuelve a sacarla 2 vueltas más abajo. Cuando saques la aguja del tejido, ésta, debe estar por debajo de la hebra con la que estás bordando. En la foto la ves por encima para que aprecies bien por dónde la debes sacar.

Imagen: foto-6.jpg


Continúa bordando siguiendo los dos últimos pasos.

Imagen: foto-7.jpg


Cuando llegues al punto final, saca la aguja por la parte contraria a la de la última puntada. Así mantendrás el cruce.

Imagen: foto-8.jpg


Ya tienes el primer color bordado, ahora nos toca enhebrar la aguja con el otro color.

Imagen: foto-9.jpg


El segundo color lo introduciremos como el primero, metiendo la aguja por el revés del tejido y sacándola por el derecho, con la particularidad de que lo haremos en el lado contrario. Esta vez en el izquierdo, para comenzar a cruzar los colores.

Imagen: foto-10.jpg


Lleva la aguja hasta la parte derecha del bordado. El bordado lo haremos de forma simétrica, así que introduce la aguja seis vueltas por encima del punto en el que has comenzado y sácala dos vueltas por debajo. Verás que te queda justo enfrente de donde bordaste con el primer color. Como estás llevando la hebra hacia la derecha ésta debe quedar por encima de la del primer color.

Imagen: foto-11.jpg


Para hacer la puntada de la izquierda: cruza la hebra del color con el que estás trabajando por debajo de la del primer color. Vuelve a pinchar la aguja seis vueltas por encima y sácala dos vueltas más abajo.

Imagen: foto-12.jpg


Continúa bordando siguiendo los dos últimos pasos: recuerda que cuando llevamos la hebra de izquierda a derecha ésta va por encima de la del primer color y cuando es de derecha a izquierda la hebra la metemos por debajo.

Imagen: foto-13.jpg


Cuando llegues al punto final, vuelve a cruzar la hebra al lado contrario en el que has dado la última puntada.

Imagen: foto-14.jpg


Vuelve a pasar la aguja del derecho del tejido al revés y haz los remates correspondientes para asegurar tu bordado.

Imagen: foto-15.jpg


Así nos quedaría una vez terminado.

Punto 2: ondas

Para bordar este punto necesitarás tres colores diferentes. Lo bordaremos en sentido horizontal por lo que quedará perfecto en los bajos de las prendas y las aberturas de tus bolsos.

Imagen: foto-16.jpg


Comenzaremos enhebrando la aguja con el primer color e introduciendola del revés hacia el derecho. Igual que en el punto anterior, puedes dejar un poco de hebra para hacer remates después o dar unas pequeñas puntadas antes de sacar la aguja por el derecho.

Imagen: foto-17.jpg


Ahora comenzaremos a crear una línea recta, así que con cuidado de no torcernos vamos a ir introduciendo la aguja saltándo un punto cada vez y de derecha a izquierda.

Imagen: foto-18.jpg


Volvemos a introducir la aguja por el punto anterior, de derecha a izquierda y la sacamos por el siguiente.

Imagen: foto-19.jpg


Iremos repitiendo el paso anterior hasta donde tengamos el final del bordado.

Imagen: foto-20.jpg


Cuando llegues al final, vuelve a pasar la aguja hacia el revés y haz un pequeño remate para que el bordado no se deshaga.

Imagen: foto-21.jpg


Enhebra la aguja con el siguiente color. Comienza introduciendo la hebra de abajo hacia arriba por debajo de la primera puntada del primer color.

Imagen: foto-22.jpg


Continúa pasando la aguja por detrás de la siguiente puntada, esta vez de arriba a abajo.

Imagen: foto-23.jpg


Vuelve a pasar la aguja de abajo a arriba por debajo de la siguiente puntada.

Imagen: foto-24.jpg


Continúa siguiendo los dos últimos pasos hasta el punto en el que finalice tu bordado. No debes tirar mucho de la hebra cada vez que la pasas por debajo de alguna puntada, debe quedar flojito, si en algún punto tiras más de la cuenta y queda muy pegada la puntada a la hebra, con la punta de la aguja ahueca ésta.

Imagen: foto-25.jpg


Cuando llegues al final del bordado, pasa la hebra otra vez hacia el revés y remata este color.

Imagen: foto-26.jpg


Enhebra la aguja con el siguiente color. Para comenzar mete la aguja de arriba a abajo( al contrario que la hebra anterior) pasando la punta por debajo de las hebras de los dos colores anteriores.

Imagen: foto-27.jpg


Vuelve a pasar la aguja de abajo a arriba.


Ahora vuelve a repetir pasando la aguja de arriba hacia abajo.

Imagen: foto-29.jpg


Continúa bordando siguiendo los dos últimos pasos hasta el final del bordado.

Imagen: foto-30.jpg


Cuando llegues al final, igual que hicimos con los dos colores anteriores, remata la hebra con la que estás bordando. ¡Ya tenemos nuestras ondas terminadas!

Punto 3: pluma

Para bordar este punto sólo necesitarás lana de un color. La pluma es un punto que se borda en horizontal y te quedará ideal en las mangas de tus prendas. Al poder hacerlo anchito te dará mucha personalidad.

Imagen: foto-31.jpg


Este punto lo empezamos a bordar por la parte inferior. Introduce tu aguja desde el revés hacia el derecho para comenzar.

Imagen: foto-32.jpg


Encima del mismo punto en el que has metido la hebra, cuenta 4 vueltas, introduce la aguja por ese punto y sácala en diagonal por el otro lado del punto, justo dos vueltas más abajo, la punta de la aguja debe ir por encima de la hebra. Si hace falta colócala justo antes de tirar para ajustar la puntada. Las 4 vueltas que hemos subido será el ancho de nuestra pluma, si quieres que la tuya sea todavía más grande, sólo aumenta esta distancia, pero ten en cuenta que debe ser un número par, para que el centro te quede perfecto.

Imagen: foto-33.jpg


Para hacer la puntada superior, cuenta dos vueltas por encima del centro, introduce por ahí la aguja y sácala por el otro lado del punto dos vueltas más abajo. Recuerda sacar la aguja por encima de la hebra, de esta forma quedará sujeta.

Imagen: foto-34.jpg


Para hacer la puntada inferior de la pluma: introduce la aguja dos vueltas más abajo de abajo hacia arriba y sácala dos vueltas más arriba por el otro lado del punto, de forma que te quede en la parte central de la greca.

Imagen: foto-35.jpg


Como te hemos indicado antes, la hebra siempre tiene que salir por encima de la puntada. En la imagen superior estás viendo cómo queda una vez que terminas un punto superior e inferior.

Imagen: foto-36.jpg


Sigue bordando alternando puntadas superiores e inferiores hasta que llegues al final de tu bordado.

Imagen: foto-37.jpg


Cuando llegues al punto final, da una pequeña puntada metiendo la hebra hacia el revés del tejido, para que la parte central de la pluma quede fijada.

Imagen: foto-38.jpg


Recuerda rematar la hebra por el revés para que el bordado no se deshaga.

Esperamos que estos tres puntos bordados te den ideas para customizar tus prendas y darles un toque diferente. Nos encantará que nos enseñes las combinaciones que haces con ellos a través de las redes sociales con el hashtag #weareknitters. ¡Hasta la próxima tejedores!