Cómo hacer dobladillos de punto II

Hace poco os enseñamos a hacer un dobladillo tejido en vuestras prendas WAK y hoy queremos enseñarte otro método algo diferente, para completar así las lecciones de punto sobre dobladillos, ¡y que puedas aplicar a donde quieras o necesites!

Este tipo de dobladillo es ideal para hacer en bajos de jerséis tejidos desde el cuello hasta la parte inferior, y también para mangas tejidas de la misma manera. Se diferencia del anterior método que os enseñamos en que éste se trabaja utilizando los puntos directamente de la aguja, sin cerrarlos, por lo que no podremos continuar tejiendo una vez formado el dobladillo (será como si hubiéramos cerrado los puntos). Por eso solo podremos utilizarlo en los bajos o extremos de los proyectos. Además, si sabes hacer kitchener stitch, te resultará sencillo aprender este método, ya que se parece bastante.

https://www.youtube.com/watch?v=BdK-W77MoO0&

Para que puedas ver las instrucciones claramente, hemos usado un hilo en color contraste, cuando tú lo hagas utilizando la misma hebra del ovillo, no se verá y quedará una unión invisible.

 

Coloca la labor con el lado revés hacia ti, y dobla sobre sí misma hasta que tengas el ancho de dobladillo deseado. Ahora ya puedes empezar a unir los puntos de la aguja con la fila de puntos del lado revés:

1. Inserta la aguja lanera a través del primer punto que hay en la aguja de madera, de atrás hacia delante. Suelta el punto de la aguja de madera.

2. Ahora pasa la aguja a través del punto revés de abajo hacia arriba, es decir, en dirección opuesta a ti. Ten cuidado y solo usa la mitad de la fila de puntos, la más alejada (fíjate en el vídeo).

3. Inserta la aguja en el punto revés siguiente, esta vez de arriba hacia abajo, al contrario que en el punto anterior.

4. Vuelve a insertar la aguja en el punto que soltamos en el primer paso, ahora de delante hacia atrás.

5. Por último, haz pasar la aguja por el punto siguiente que tienes en las agujas de madera, como hicimos en el paso 1, de atrás hacia delante.

Repite estos pasos hasta haber cosido todos los puntos sin cerrar de tu aguja de madera. Después remata las hebras sueltas con ayuda de la aguja lanera.
Ahora ya tienes tu dobladillo hecho y solo queda bloquear la prenda y si fuera necesario aplicar un poco de calor para que el dobladillo quede completamente plano.

 

Es una forma diferente de rematar los bordes de tus prendas 🙂

Para este ejemplo hemos utilizado nuestro algodón Pima en color salmón, acompañado de agujas de madera de haya 5mm, escoge tu color favorito y no dejes de tejer con nuestros kits, personaliza tus prendas y dales un toque único.