Cómo hacer un borde en i-cord

Si buscas una forma original de acabar tus prendas de punto y darles un toque diferente a los bordes ¡no te puedes perder esta técnica! Utiliza un cierre con cordón añadido alrededor de todo el borde del proyecto para hacer que tenga un acabado único.

Verás que es muy fácil con nuestro tutorial, y recuerda que puedes consultar cómo tejer un i-cord con agujas de tricot en nuestro post.

Puedes utilizar este tipo de acabado en cualquier proyecto o prenda de punto, da igual el motivo con el que esté tejido. No cierres la última vuelta como lo harías habitualmente, puesto que lo empezaremos cerrando y añadiendo el cordón en ella.

1. Al final de la última vuelta de la labor, monta 4 puntos en la aguja izquierda.

2. Teje 3 puntos del derecho, pasa el siguiente punto sin tejer, teje el siguiente punto de la aguja izquierda y después pasa el punto deslizado sobre el punto que acabas de tejer. Con esto habrás conseguido unir el cordón a la última vuelta del proyecto.

3. Pasa todos los puntos de la aguja derecha a la aguja izquierda para poder volver a tejerlos en la siguiente vuelta, es decir, no gires la labor.

4. Repite los pasos 2 y 3 hasta haber tejido todos los puntos de la aguja izquierda.

 

Cuando llegues al borde de la vuelta, puedes continuar girando por él o rematar. Si quieres hacer un cordón decorativo que rodee todo el proyecto, prosigue de esta manera al llegar al borde, cuando todos los puntos de la aguja izquierda hayan sido tejidos:

1. Trabaja 3 vueltas de cordón sin unirlas a la labor. Es decir, teje todos los puntos del derecho, pásalos a la aguja izquierda de nuevo, y vuelve a tejerlos sin girar el proyecto.

2. Teje 3 puntos del derecho, pasa el siguiente punto sin tejer, introduce la aguja izquierda en el punto del borde que quede más cerca y téjelo del derecho. Pasa el punto deslizado sobre este punto. Ya has vuelto a unir el cordón al proyecto.

3. Pasa todos los puntos de la aguja derecha a la aguja izquierda para poder volver a tejerlos en la siguiente vuelta, no gires la labor.

4. Repite los pasos 2 y 3 a lo largo de todo el borde.

Como puedes ver, ¡en realidad es muy sencillo y el resultado queda genial! Es un borde bonito tanto por el derecho de la labor como por el revés, y le da más consistencia a la prenda.

Nosotros hemos utilizado algodón azul y agujas de madera de haya 5 mm para tejerlo, pero tú puedes utilizar el material y el color que más te guste. Cuando lo tengas, no dudes en enseñárnoslo a través de redes sociales utilizando la etiqueta #weareknitters.