Cómo montar puntos de manera provisional con dos agujas

Cuando tejemos un proyecto normalmente empezamos montando puntos sobre una de nuestras agujas, y esto está bien, pero puede no servirnos para todos los proyectos. Al montar puntos de la manera tradicional, obtenemos una especie de costura al inicio, que luego puede dificultar la unión de esa parte con otra pieza o producir un acabado que no queremos. ¡Por eso se inventó el montado de puntos provisional! No es nada más y nada menos que tejer directamente sobre una base que luego procederemos a retirar al terminar, dejando así un borde con los primeros puntos, sin costura, y que no se deshace.

El montado provisional es de gran ayuda cuando queremos coser esa pieza a otra, ya que al tener únicamente los puntos sin borde, podemos coser más fácilmente obteniendo un resultado profesional. Hace tiempo os enseñamos a montar puntos de forma provisional utilizando una cadeneta de ganchillo como base, pero si no tienes ganchillo a mano, no te preocupes, hoy podrás ver cómo hacer un montaje provisional utilizando tus agujas de punto y una hebra de lana en un color distinto a la que tejerás tu proyecto. Fíjate en nuestro vídeo y no tendrás ninguna duda de cómo hacerlo:

Para este tipo de montaje hemos utilizado agujas de madera de haya 5 mm y nuestro algodón Pima en color azul y natural, pero esta técnica se puede emplear con cualquiera de nuestras lanas.

1. Anuda ambas hebras juntas con un nudo simple.

2. Coloca la hebra provisional que luego retiraremos sobre el pulgar y la hebra activa o con la que tejerás todo el proyecto sobre el dedo índice, separándolas. Fíjate en el vídeo.

3. Ahora, coge una de las agujas y hazla pasar entre ambas hebras, luego por debajo de la hebra provisional, después por encima de ambas hebras y por último por debajo de ambas hebras.

4.Finalmente, cruza las dos hebras y ya tendrás montado el primer punto.

 

Repite los pasos 3 y 4 hasta que hayas montado el mismo número de puntos que necesitas en tu proyecto.

 

5. Gira las agujas y empieza a tejer de la manera habitual utilizando la hebra activa. Puede cruzar ambas antes de tejer el primer punto para tener más estabilidad al principio, pero basta con sujetarlas con la mano izquierda.

6. Teje tu proyecto de la manera habitual siguiendo las instrucciones del patrón.

7. Cuando termines, solo tienes que volver al inicio, donde montamos los puntos y cortar el nudo que une ambas hebras. Luego utiliza una de tus agujas para recuperar los puntos del montaje, tal y como ves en el vídeo.
Finalmente, retira la hebra provisional con cuidado. Ahora ya puedes seguir tejiendo tu proyecto o unirlo a otra pieza (para esto, simplemente ve cosiendo los puntos directamente desde la aguja donde los has recuperado).
El movimiento necesario para montar los puntos de esta manera puede resultar un poco complicado al principio, pero después sale solo y es incluso relajante, ¡haz la prueba!

Y recuerda que nos encanta ver todos vuestros proyectos WAK, así que no dudes en enseñarnos lo que estás tejiendo y si has empleado esta nueva técnica utilizando la etiqueta #weareknitters en redes sociales.