Cómo contar los puntos de una vuelta

Llega un momento en la vida de toda tejedora en que quiere diseñar sus propias prendas o adaptar a su estilo los patrones que ya ha tejido. No vamos a engañarte, diseñar patrones o adaptar otros no es siempre fácil, pero merece la pena. ¡Tendrás prendas únicas!

Seguro que te has visto en la situación de querer tejer tu jersey favorito pero modificando el motivo de la parte del cuerpo o de la espalda. Tienes escogido el punto que te gustaría hacer, pero no sabes si te cuadrará con los puntos que tienes en las agujas o con los que necesita la prenda que estás tejiendo. Todo consiste en hacer un recuento de los puntos que necesitaremos para la vuelta, ¿cómo? Con estos trucos tan simples:

Tomaremos como ejemplo para esta entrada el punto Herringbone Calado que te enseñamos a tejer hace un tiempo. Y supondremos que tenemos 99 puntos en las agujas. ¿Podríamos tejer el punto Herringbone Calado tal cual? Hagamos un poco de matemática 🙂

El punto Herringbone Calado es múltiplo de 7 puntos + 1 y se compone de las siguientes vueltas:
Vuelta 1: teje un punto del derecho, *teje un punto del revés, teje un punto del derecho, haz una lazada, teje 2 puntos juntos del revés, teje un punto del derecho, teje un punto del revés, teje un punto del derecho*, repite de * a * hasta el final de la vuelta.


Vuelta 2:
 teje un punto del revés, *teje 2 puntos del derecho, haz una lazada, teje 2 puntos juntos del revés, teje 2 puntos del derecho, teje un punto del revés*, repite de * a * hasta el final de la vuelta.

En la vuelta 1, vemos que necesito 7 puntos para cada repetición entre los asteriscos. Nos fijaremos en la disminución, que nos hará pasar de 2 puntos a 1, pero que queda compensada por la lazada que hacemos justo antes. Es decir, el recuento de puntos no varía al final de la vuelta. Hay que contar también el punto extra del inicio, que se hace solo una vez. Por lo tanto, si multiplicamos los 7 puntos que se repiten en la vuelta, nos da como resultado más cercano a 99, 98 puntos. Si le sumamos el punto extra del inicio de la vuelta 1, tenemos justamente 99 puntos. ¡Así que podríamos tejer este punto sin problemas en nuestro proyecto ya que nos cuadrarían los puntos sin tener que modificar nada!

Analiza de la misma forma que en el ejemplo anterior cualquier vuelta que indique un patrón para ver si la puedes tejer con los puntos que tienes en las agujas. Ten en cuenta:

– El número de puntos que incluye cada repetición del patrón. Se indican entre asteriscos en todos los patrones. Multiplica el número de puntos de cada repetición hasta llegar a la cifra más próxima al número de puntos que tienes en las agujas.

– Recuerda que las disminuciones se componen de 2 puntos, cuéntalas como tal y no como 1 punto.

– Igualmente, los aumentos se cuentan como 1 punto en esa vuelta, aunque en la siguiente se hayan convertido en 2, ya que necesitas 1 punto solamente para trabajar el aumento.

– Las lazadas en la aguja no se cuentan porque no ejercen como punto hasta la siguiente vuelta (y si te cuadra la primera vuelta de un motivo de punto, el resto te cuadrará también).

– Ten en cuenta si hay algún punto extra fuera de la repetición del motivo, como en el caso del ejemplo en que tenemos 1 punto al inicio. Estos puntos sirven para cuadrar el motivo y que quede bien, pero a veces si lo necesitamos podemos eliminarlos. Dependerá del diseño y del motivo que estés trabajando.

– Si en algún momento tienes que trabajar disminuciones simétricas en ambos lados del proyecto (por ejemplo, en un jersey), tendrás que ajustar el motivo de manera acorde. Para esto, es mejor que reescribas cómo quedan las vueltas del motivo una vez que hayas hecho las disminuciones, así no te equivocarás después al tener que seguir tejiendo las vueltas.

¿Qué te ha parecido? ¿Te animas a adaptar patrones de punto y a incluir tus propios motivos de punto en tus proyectos? Ya ves que solo hace falta fijarse un poco y contar puntos para saber si puedes o no tejer un motivo en tu vuelta. Puedes practicar con cualquiera de nuestros kits de punto, escoge uno con motivos que puedas contar y adaptar a tu gusto.