Trucos para hacer macramé

Si ya has descubierto nuestra nueva colección de macramé y has quedado enganchada a esta técnica que nunca pasa de moda, seguro que estás deseando aprender un poquito más sobre ella para que todos tus proyectos queden perfectos. Hoy queremos proporcionarte unos cuantos trucos que te serán muy útiles, así que coge tu algodón WAK ¡y prepárate para hacer nudos sin parar!

SUJETAR EL PROYECTO

macrame

¿Necesitas una superficie estable para tu proyecto de macramé? Utiliza una base rígida como una de esas carpetas que tienen una pinza en la parte superior. También puedes sujetar tu proyecto a un corcho, con la ayuda de una pinza. Así podrás dejarlo en espera y también tendrás un punto de sujeción firme sobre el que trabajar.

Seguro que tienes por casa todo lo que necesitas, simplemente utiliza una carpeta y una pinza como la que te enseñamos en la foto, ¡y listo!

EVITAR QUE LAS HEBRAS SE DESHILACHEN

macrame2

Porque sabemos que es algo muy incómodo, para mantener el final de las hebras en perfecto estado, sólo has de colocar cinta adhesiva o washi tape en el extremo.

Además, tiene otras ventajas, como mantener las hebras ordenadas, y si utilizas cinta de varios colores te resultará más sencillo no equivocarte de hebra.

UTILIZA ALFILERES PARA SUJETAR LOS HILOS

macrame3

Para evitar que los hilos de tu proyecto se mezclen y te molesten al trabajar, sólo has de sujetarlos a la base utilizando alfileres. Así tendrás cada hebra bajo control.

ORGANIZAR LOS HILOS Y TRABAJAR MÁS FÁCILMENTE

macrame4

macrame5

macrame6

¡Sí! ¡Utiliza pinzas para la ropa! No hay nada más práctico. Sujeta el extremo de la hebra con la pinza y luego ve enrollándola sobre el hilo poco a poco. Si trabajas con varios metros de hilo evitarás que se vaya enredando sobre sí mismo y siempre tendrás cada nueva hebra a mano, bien organizada.

UTILIZA UN GANCHO CON VENTOSA COMO BASE

macrame7 macrame8

macrame8

Si lo que más te cuesta en tu proyecto de macramé es encontrar una base con suficiente estabilidad, prueba con este truco. Busca un gancho con ventosa en cualquier tienda de hogar (fíjate bien en el peso que aguanta, puesto que no queremos que se despegue cuando hayamos avanzado el proyecto).

Puedes pegar este gancho en una ventana o en cualquier superficie lisa que tengas en casa. Luego sólo tienes que colocar la anilla de tu proyecto en él y empezar a hacer nudos. Es cómodo, no ocupa espacio, lo puedes cambiar de sitio y guardarlo cuando no lo necesites, ¿qué más se puede pedir?
¡Esperamos que todos estos trucos te resulten muy útiles! No olvides que también tenemos disponible una sección de vídeo tutoriales para aprender a hacer varios nudos de macramé, ¡no hay excusa para no empezar hoy mismo!