Trucos para montar muchos puntos

 

¿Tengo que montar 100 puntos? ¡Ah! ¡No! ¡¡¡Qué son 250!!! Sólo empezar ya me da pereza tener que montar tantos puntos, seguro que me despisto y tengo que volver a empezar la labor. Seguro que hay algún truco ¿verdad?

 

Pues sí, nosotros te enseñamos a montar puntos de manera fácil y práctica. Aunque queramos hacer una labor tranquilamente, siempre tenemos interrupciones, que si el teléfono, que si la tele, que si alguien en casa que me pide alguna cosa… No te preocupes, de esta manera podrás montar tus puntos sin tener que volver a empezar y contarlos cada dos por tres.

 

Para empezar tenemos que calcular la lana que necesitas. Cuando tienes que montar tantos puntos si encima has calculado mal la hebra, tendrás que volver a empezar. Así que, coge la hebra de manera generosa y enróllala en la aguja 10 veces, 20 veces, 50 veces.

 

Alt=primer paso para montar muchos puntos

 

 

Piensa que será la muestra para poder calcular cuánta lana necesitas. Desenrolla la hebra y calcula con ese trozo el resto de lana que necesitas, es decir, utiliza ese largo como muestra para montar los puntos que te exige la labor. ¿Que tienes que montar 100 puntos? Pues enróllala 25 veces, lo desenrollas y será la muestra. Con ese trozo calcula 4 trozos iguales. Después ya puedes empezar a montar los puntos. Deja siempre un poco más para que te quede un poco de hebra una vez montados todos los puntos.

 

Alt=segundo paso para montar muchos puntos

 

 

 

Cuando empezamos a montar tenemos que contar igualmente y muchas veces nos pasa que por cualquier despiste nos descontamos y tenemos que volver a empezar. Un truco muy práctico es tener unos marcadores cerca e ir colocándolos de manera que no tengamos que contar los puntos que ya hemos montado. Podemos colocarlos cada 10 puntos, cada 20 puntos… busca el número que te sea más fácil de recordar y que sea múltiplo de los puntos que tienes que montar.

 

Alt=tercer paso para montar muchos puntos

 

 

 

Ahora ya puedes empezar tu labor sin preocuparte de si te molestan, te suena el teléfono o quieres hacer una pausa para merendar. Y no te olvides de enseñarnos tus avances en las redes sociales con el hastag #weareknitters.