Cómo unir las piezas de tu labor sin aguja lanera


Imagen: foto-1.jpg


Seguro que como buen tejedor, que va a todas partes con su proyecto debajo del brazo, alguna vez se te ha olvidado echar en la bolsa una aguja lanera para dar los últimos toques a tu prenda. No te preocupes, en este post te presentamos una solución rápida para hacer esas costuras que te faltan con un accesorio muy cotidiano que siempre llevamos en algún rincón de nuestro bolso: una horquilla para el pelo.

Imagen: foto-2.jpg


Para este paso a paso vamos a utilizar: uno de nuestros ovillos de algodón Pima y nuestras agujas de tejer de madera de haya de 5mm.

Imagen: foto-3.jpg


También necesitaremos, por supuesto, una horquilla para el pelo. Cuanto más pequeñita la puedas conseguir mejor, será más manejable a la hora de coser.

Antes de empezar te recordamos los puntos más importantes que debes conocer:

Imagen: foto-4.jpg


Como siempre cuando vamos a hacer la costura en nuestras prendas, coloca las dos piezas una al lado de otra.

Imagen: foto-5.jpg


“Enhebra” la horquilla metiendo la hebra de algodón por la parte final de la misma, como si se tratara de una aguja.

Imagen: foto-6.jpg


Antes de comenzar la costura: asegura la hebra en una de las piezas metiendo la punta de la horquilla en el tejido. Te debe quedar como ves en la foto superior.

Imagen: foto-7.jpg


Para que no se suelte la hebra mientras coses, haz un pequeño nudito. Los remates finales ya los harás cuando tengas una aguja a mano pero, provisionalmente, lo dejaremos así.

Imagen: foto-8.jpg


Una vez que tenemos hecho el paso anterior, vamos a empezar a coser las dos piezas. Para ello te hemos preparado un vídeo, así lo verás muy rápido:

Como has visto en el vídeo, hacemos la costura de la forma habitual (te enseñamos también a hacer este tipo de costura en este post de nuestro blog).

Imagen: foto-9.jpg


Un tip que te puede ayudar a hacer la costura con la horquilla es meter la misma a través del tejido de forma lateral, que veas las dos puntitas enfrente de ti.

Imagen: foto-10.jpg


También te ayudará cerrar un poquito la punta de la horquilla, para que sea lo más plana posible y no quede abierta. Así no se enganchará en el tejido.

Imagen: foto-11.jpg


Poco a poco irás cosiendo tus dos piezas y la costura lateral te quedará igual que si la hicieras con una aguja lanera. Esperamos que este post te sea útil, estaremos encantados de ver cómo lo pones en práctica a través de las redes sociales con el hashtag #weareknitters.