Cómo hacer botones de crochet

botones

Cuando tienes una prenda de crochet a la que quieres añadir botones siempre surge el mismo problema: ¿cómo encontrar esos botones que le vayan bien? A veces tienes botones en casa que no utilizas, pero no puedes usarlos porque no pegan con el proyecto que estás haciendo, otras veces lo que te gustaría es tener unos botones de ganchillo a juego, pero encontrarlos en tiendas es muy complicado. ¡Pues a partir de hoy no tendrás ese problema! Aprende a hacer tus propios botones de crochet, utilizando cualquier botón que tengas en casa como base.

Con este vídeo tutorial es muy fácil forrar botones con tu ganchillo y la lana WAK. Lo único que necesitas es un botón cualquiera en el tamaño que desees y una agujita lanera. Es hora de reciclar todos esos botones sueltos que vamos guardando sin saber para qué.

Como has podido ver en el vídeo, necesitarás:

– Lana fina WAK en el color que más te guste, nosotros hemos usado el color aguamarina.
– Ganchillo de madera de haya 5 mm.
– Botón en el tamaño deseado.
– Agujita lanera.

Empieza haciendo un anillo mágico de 6 puntos. Cierra el anillo y une el último punto con el primero haciendo 1 punto raso. Haz 2 cadenetas al aire para empezar la primera vuelta:

 

Vuelta 1: haz 1 aumento en todos los puntos, es decir, haz 2 puntos bajos en cada punto del anillo mágico. Une el principio y el final de la vuelta con 1 punto raso. Al final de la vuelta tendrás de la vuelta con 1 punto raso. A la vuelta tendrás un total de 12 puntos.
Como con este tamaño ya tenemos cubierto el tamaño de nuestro botón, a continuación haremos una vuelta sin aumentos ni disminuciones. En el caso de que nuestro botón fuera más grande, continuaremos haciendo aumentos de forma secuencial, es decir, continuaríamos haciendo *1 aumento, 1 punto bajo* a lo largo de toda la vuelta.

Vuelta 2: haz 2 cadenetas al aire, haz 1 punto bajo en cada punto. Une el principio y el final de la vuelta con 1 punto raso.

Corta la hebra dejando unos 20 cm de largo para coser y rematar.

Enhebra la agujita lanera con la hebra que hemos dejado y ve haciéndola pasar por la mitad de cada punto del borde, sin apretar. Fíjate en el vídeo. Con esto conseguiremos después cerrar el botón forrado por la parte trasera.

Cuando llegues de nuevo al primer punto, coloca el botón dentro del círculo y tira de la hebra con fuerza hasta que la abertura quede completamente cerrada. Puedes dar un par de puntadas para asegurarte de que queda bien cerrado. Remata haciendo un nudo y utiliza la hebra sobrante para coser el botón a la prenda.

Esta es una buena manera de aprovechar todos esos botones sueltos y de colores y formas distintas que tenemos por casa, ya no tendrás que salir corriendo a buscar el botón adecuado, ¡siempre tendrás uno a juego! Encontrarás un montón de proyectos a los que aplicar botones forrados entre nuestros kits de crochet.