Cómo cerrar una labor de crochet en circular

Imagen: foto-1


Siempre que terminamos cualquier proyecto la parte que más guerra nos da son los remates. Esos remates que por más que nos empeñemos siempre se acaban viendo, abultan y no quedan invisibles como deberían quedar. En este paso a paso te vamos a enseñar una forma fácil y rápida de hacer que el remate de tus tejidos de crochet circulares quede perfecto.

Imagen: foto-2


Para este tutorial hemos utilizado: una aguja de crochet de 15 mm, una aguja lanera y uno de nuestros ovillos de lana gorda The Wool.

Imagen: foto-3


Para hacer el remate hemos utilizado una aguja lanera que nos permita trabajar con comodidad con el grosor de la lana.

Imagen: foto-4


Una vez tengas terminado tu proyecto de crochet, corta la hebra dejándola con una longitud de unos 15 cm.

Imagen: foto-5


Enhebra tu aguja lanera con la hebra que acabas de corta, con ella haremos el remate.

Imagen: foto-6


Ahora, por el derecho del tejido, pasa la aguja por el segundo punto (empezando a contar de derecha a izquierda). Tal y como ves en la imagen superior.

Imagen: foto-7


Pasa la hebra por el punto completamente.

Imagen: foto-8


Vuelve a introducir la aguja en la mitad del último punto que tejiste. Entre las dos hebras del mismo.

Imagen: foto-9


Pasa la hebra completa por el punto.

Imagen: foto-10


Por el revés del tejido haz un pequeño remate para que, cuando cortes la hebra, no se deshaga.

Imagen: foto-11


Ahora ya tienes tu tejido perfectamente rematado, no se nota nada y queda integrado con el resto de puntos. Esperamos que este paso a paso te sea útil y no dejes de compartir tus proyectos con nosotros a través de las redes sociales con el hashtag #weareknitters.