Cómo tejer punto jazmín

 

 

 

Imagen: foto-1

 

 

 

El punto jazmín está considerado como uno de los más difíciles del crochet, ¿te lo crees? Nosotros no, verás que con nuestro paso a paso te será muy fácil crochetear este punto reversible y gordito que será perfecto para tus complementos y prendas más otoñales. ¿Te imaginas un jersey con un bajo rematado con este punto? Precioso, ¿verdad? Pues coge aguja y lana que ¡empezamos!

 

Imagen: foto-2

 

 

Para este tutorial hemos utilizado una aguja de crochet de 5 mm  y uno de nuestros ovillos de lana finita The Meriwool en color Aguamarina. Los colores claros le van perfectos a este punto 🙂

 

Antes de empezar, lo único que necesitas saber es: punto de cadeneta y punto bajo.

 

Este punto está formado por varios “pétalos” que iremos uniendo de varias formas. A continuación te enseñaremos cómo hacer uno de ellos:

Imagen: foto_3

 

 

  1. Comienza haciendo dos puntos de cadeneta.

Imagen: foto_4

 

 

  1. Sin moverte de la cadeneta en la que estás, tira de la aguja hacia arriba, para alargar un poco el bucle. Debes procurar que éste no sea muy pequeño para que el punto no quede apretado y los siguientes pasos te cueste menos realizarlos.

Imagen: foto_5

 

 

  1. Coge una hebra.

Imagen: foto_6

 

 

  1. Pinchando en la misma cadeneta, coge otra hebra, como en la imagen superior.

Imagen: foto_7

 

 

  1. Saca la aguja con la hebra. Ahora tienes 3 hebras en la aguja.

Imagen: foto_8

 

 

  1. Repite los pasos 3, 4 y 5 dos veces más, hasta que tengas 7 hebras en la aguja.

 

 

Imagen: foto_9

  1. Coge otra hebra más.

Imagen: foto_10

 

 

  1. Sujeta la hebra que acabas de coger por abajo con los dedos índice y pulgar de tu mano izquierda. Mantenla sujeta porque será la que utilicemos para cerrar el pétalo.

Imagen: foto_11

 

 

  1. Pasa la hebra por todos los bucles que tenías en la aguja.

Imagen: foto_12

 

 

  1. Pasa la aguja por el bucle que tienes sujeto con la mano izquierda para hacer un punto bajo: saca la aguja con la hebra, coge otra hebra, y pásala por las dos hebras que tienes en tu aguja.

Imagen: foto_13

 

 

  1. De esta forma tendrás cerrado el pétalo. Para hacer el siguiente sólo tendrás que hacer una cadeneta y repetir todo el proceso anterior.

Imagen: foto_14

 

 

Ahora continúa haciendo pétalos, uno detrás de otro, para hacer la base del punto jazmín.

Imagen: foto_15

 

 

La primera vuelta, encima de la base, está compuesta por flores y éstas se componen de tres pétalos. Las haremos de la siguiente forma:

 

  1. Haz otro pétalo más, pero no lo cierres. Pincha en la base del pétalo anterior y vuelve a hacer otro pétalo sin cerrar.

Imagen: foto_16

 

 

  1. Vuelve a pinchar en la base del pétalo siguiente, haz otro pétalo más sin cerrar.

Imagen: foto_17

 

  1. Cuando tengas, en total, tres pétalos sin cerrar en la aguja, coge una hebra y ciérralos todos juntos. Recuerda que esta hebra la debes sujetar por debajo con el índice y pulgar de la mano izquierda para poder hacer después el punto bajo y cerrar.

Imagen: foto_18

 

 

Ya tienes la primera flor.

Imagen: foto_19

 

 

Ve repitiendo los tres últimos pasos hasta el final de la vuelta.

Imagen: foto_20

 

 

Al final de la vuelta te quedará un pétalo suelto, que no te permitirá volver a hacer otra flor. Éste lo debes unir por su base con un punto bajo a la última flor. De esta forma tendrás la vuelta completa.

Imagen: foto_21

 

 

Continúa con la siguiente vuelta.

 

  1. Para empezarla haz un nuevo pétalo que te permitirá formar la primera flor de ésta igual que hiciste en la vuelta anterior..

Imagen: foto_22

 

 

  1. Una vez hecha la primera flor, continúa hasta terminar la vuelta.

Imagen: foto_23

 

 

En esta vuelta no te sobrará ningún pétalo. Continúa repitiendo estos dos últimos pasos hasta que consigas la longitud deseada.

Imagen: foto_24

 

 

Recuerda que el truco de este punto está en no apretar demasiado los bucles, que estén sueltecitos para que puedas meter bien la aguja sin que se enganche y cerrar la flor o el pétalo de turno 🙂

 

Ya ves que este punto es fácil. Estamos deseando ver en qué prendas lo aplica y que lo compartas en las redes sociales con el hashtag #weareknitters

 

 

 

 

 

En este post te enseñaremos de una forma sencilla a tejer el punto jazmín. Está considerado como uno de los más difíciles pero verás que con nuestro paso a paso, una aguja de crochet de 5mm y nuestra lana Meriwool tendrás en poco tiempo un punto precioso y reversible para aplicar a tus accesorios.