Qué hacer con tus restos de algodón: Cestita antiolvidos

Imagen: foto-1


Cualquier tejedor que se precie, después de cada proyecto, va acumulando los restos que le van quedando. Hoy te proponemos que reúnas todos los restos de algodón que tengas metidos en cajones, cajas y diferentes bolsitas: vamos a reciclarlos y a convertirlos en una práctica cestita que podrás utilizar para decorar en casa y para guardar llaves, monedero y demás cosas útiles en cuanto llegues a casa, para que siempre lo tengas todo a mano.

Imagen: foto-2


Para este paso a paso hemos utilizado: una aguja de crochet de 5 mm, y algunos de nuestros ovillos de algodón Pima.

Antes de empezar te dejamos aquí una lista de los puntos y técnicas que debes conocer:

Nosotros vamos a hacer este diseño, pero puedes hacer el dibujo que uieras aprovechando tus restos de algodón. Y ahora sí, empezamos con el paso a paso:

Fondo de la cestita

Imagen: foto-3


Vamos a empezar nuestra cestita haciendo un anillo mágico con el color menta.

Imagen: foto-4


En nuestro anillo mágico tejeremos 6 puntos bajos.

Imagen: foto-5


Vuelta 1: haz 1 aumento en cada punto de la vuelta anterior (12 puntos en total).

Imagen: foto-6


Vuelta 2: * teje 1 punto bajo y haz 1 aumento *. Repite de * a * 5 veces más (18 puntos en total).

Imagen: foto-7


La parte de la vuelta que te hemos subrayado en el paso anterior es la distancia que hay entre un aumento y otro, en la siguiente vuelta deberás tejer 2 puntos bajos, en la siguiente 3, y así sucesivamente hasta que, en la última vuelta, tejas 9 puntos bajos entre aumento y aumento.

Lateral de la cestita

Imagen: foto-8


Vuelta 1: teje la vuelta completa a punto bajo. En total, en la vuelta, tendrás 66 puntos.

Repite la vuelta 1, dos veces más.

Imagen: foto-9


Vuelta 4: empezamos el dibujo del lateral: * teje 5 puntos bajos en menta y 1 punto bajo en natural *. Repite de * a  * hasta el final de la vuelta.

Imagen: foto-10


Vuelta 5:  teje 5 puntos bajos en menta y 2 en natural. A continuación * 4 puntos bajos en menta y 2 en natural *  . Repite de * a * hasta que queden 5 puntos. Teje 4 puntos bajos en menta y 1 punto bajo en natural.

Imagen: foto-11


Vuelta 6: comienza tejiendo 1 punto bajo en natural y 4 puntos bajos en menta. A continuación, * teje 3 puntos bajos en natural y 3 puntos bajos en menta *. Repite de * a * hasta el final de la vuelta. Acaba tejiendo 3 puntos bajos en menta y 1 punto bajo en natural.

Imagen: foto-12


Vuelta 7: teje 2 puntos bajos en natural y 3 puntos bajos en menta. Continúa tejiendo * 4 puntos bajos en natural y 2 puntos bajos enmenta * . Repite de * a * hasta que quede 1 punto. Para acabar la vuelta teje 1 punto bajo en natural.

Imagen: foto-13


Vuelta 8: teje 3 puntos bajos en natural y 2 puntos bajos en menta. Ahora teje * 5 puntos bajos en natural y 1 punto bajo en menta * . Repite de * a * hasta que quede 1 punto. Acaba tejiendo 1 punto en natural.

Imagen: foto-14


Vuelta 9: comienza la vuelta tejiendo 4 puntos bajos en natural y 1 punto bajo en menta. Continúa el resto de la vuelta tejiendo en natural.

Imagen: foto-15


Vuelta 10: teje toda la vuelta con el color natural a punto bajo.

Imagen: foto-16


Repite la vuelta anterior 12 veces más.

Imagen: foto-17


Ahora vamos a hacer las asas de la cestita para poder colgarla. Para ello: *teje 40 cadenetas, salta 8 puntos y continúa haciendo 25 puntos bajos más*. Repite de * a * para hacer la segunda asa.

Imagen: foto-18


Teje dos vueltas más a punto bajo completas.

Imagen: foto-19


Ahora, con una aguja lanera, haz los remates correspondientes para que tu cestita no tenga hebras sueltas.

¡Ya tienes tu cestita lista! Le podrás dar múltiples usos y colgarla donde te sea más fácil recordar dónde dejas tus cosas: un perchero o el pomo de la puerta.

Esperamos que este paso a paso te haya gustado y que nos compartas tu cestita antiolvidos en las redes sociales con el hashtag #weareknitters.